sábado, 9 de noviembre de 2019

Reseña del videojuego Six Ages: Ride Like the Wind

9 comentarios
 
Six Ages: Ride Like the Wind es un videojuego de A Sharp ambientado en el mundo de fantasía de Glorantha. Engloba varios géneros: desde ficción interactiva, juegos de rol y estrategia, y la plataforma Steam lo ha clasificado en la categoría de «simuladores». Si quieres saber el porqué de esta extraña combinación, sigue leyendo esta reseña.

>>>Read this review in English here<<<


Cómo empezó todo


Después de que A Sharp sacara a la venta King of Dragon Pass, el predecesor de Six Ages, los fans del juego no tardaron mucho en empezar a pensar en qué otros videojuegos podría llegar a sacar A Sharp usando el mismo formato. ¿Por qué no un juego sobre las tribus praxianas? ¿O uno sobre las ciudades estado de Ralios? ¿Y uno sobre los orlanthi durante la ocupación de Sartar por el imperio lunar? Había cientos de posibilidades y la mayoría de los aficionados se habrían conformado con otro King of Dragon Pass pero con escenas nuevas. Aun así, David Dunham, el propietario de A Sharp, decidió retrasar la creación de una secuela hasta que se le pudiera ocurrir una idea realmente buena.

Y así fue cómo en octubre de 2014, David Dunham por fin tuvo su epifanía. Unos meros 15 años tras la publicación del primer videojuego gloranthano, A Sharp finalmente empezó a trabajar en una secuela. Y la diferencia importante respecto King of Dragon Pass fue que este no iba a ser solo un videojuego, ¡sino una serie! Cada entrega, comenzando por Ride Like the Wind, va a estar situada en una edad diferente de la historia de Glorantha, pero siguiendo los pasos de la misma cultura: los hyaloringas, la primera cultura de Glorantha en montar sobre caballos.

David Dunham es el programador principal y se asoció de nuevo con Robin D. Laws, que se encargó de escribir todos los textos del juego. En junio de 2018 salió a la venta para iPhone e iPad, y en octubre de 2019 para Mac y PC.

Unos incursores de un clan de los ruedas trata de robarme ganado. Ilustración de Simon Roy.


¿De qué va el juego?


En Six Ages: Ride Like the Wind te encargas de liderar un clan de hyaloringas que acaban de asentarse en nuevas tierras huyendo del avance del frío del norte. Los hyaloringas, también llamados Jinetes, son una cultura humana seminómada que monta a caballo y adora al panteón de dioses solares. Viven en Glorantha, un mundo de fantasía creado por Greg Stafford parecido a la Tierra de la Antigüedad durante la Edad de Bronce tal como se muestra en obras como La Ilíada o El Mahabharata. El videojuego se sitúa durante la Era de las Tormentas, un periodo mítico previo a la aparición del Tiempo, cuando los dioses hollaban la tierra junto a los mortales.

En el juego, tienes que gestionar los recursos de tu clan, tanto los materiales, como el ganado y las cosechas, como los mágicos, ya sean las bendiciones de los dioses o los poderes de los espíritus, con el fin de hacer prosperar a tu clan. Para alcanzar este objetivo, también tienes que explorar las tierras de los alrededores, comerciar, forjar alianzas y combatir enemigos. Además, también tienes que tomar buenas decisiones durante las escenas interactivas, las cuales van a tener consecuencias, buenas o malas.

Por último, el juego incluye un giro argumental sorpresa. Este se irá manifestando poco a poco a medida que vas jugando, y tendrás que gestionarlo lo mejor que puedas para poder «ganar» o, mejor dicho, llegar hasta el final satisfactorio de la partida. Como el juego está ambientado en una de las eras míticas de Glorantha, estos son los acontecimientos que se convertirán en un mito importante de los descendientes de las futuras generaciones de tu clan. Además, también se trata de la principal diferencia con King of Dragon Pass, porque en ese juego anterior, el mismo título ya te dejaba claro cuál era el objetivo final (ser rey o reina), pero en Six Ages: Ride Like the Wind tienes que descubrirlo a medida que juegas. Pese a todo, sea cual sea el final que consigas en tu partida, habrás generado una historia o «saga» de tu clan que puedes leer y hasta guardar en un archivo de texto.

Las ilustraciones son coloridas, evocadoras y muy detalladas. Mis preferidas son las de Jan Pospisil y Simon Roy.

Cómo se juega


Si aún no has jugado a King of Dragon Pass o no sabes nada de Glorantha, no pasa nada, porque el juego incluye un tutorial guiado que puedes activar al principio para aprender a jugar. Y si quieres más información de trasfondo, puedes leer la sección Lore incluida en el juego.

Empiezas creando la historia de tu clan a base de responder a una serie de preguntas con varias opciones de respuesta para cada una. Esto vendría a ser como crearte el personaje en un videojuego de rol tipo RPG, pero con la gracia añadida de que mientras lo haces vas descubriendo un poco el trasfondo del mundo de juego. Sin embargo, estas opciones son opacas, es decir, solo puedes suponer qué efecto de juego tendrán en tu clan. De todas formas, la mayoría son pequeños bonificadores y ventajas en varios recursos con los que comienzas. Por ejemplo, si al inicio escoges a la diosa Nyalda, empezarás la partida con un templo ya construido de esa deidad. Si más tarde escoges que tu clan sea conocido por ser buenos ganaderos, puede que los consejeros de tu clan (ver más adelante) tengan mejores habilidades en ese campo o tal vez empieces con más cabezas de ganado de lo normal.

Los hyaloringas abandonaron la ciudad mítica de Nivorah para huir del hielo y se vieron obligados a hacerse seminómadas.

Después de eso, empieza el juego propiamente dicho. Se juega por turnos, divididos en las 5 estaciones del año, un año tras otro. En cada estación puedes hacer dos acciones entre una plétora de opciones. Antes del inicio de cada año se hacen los rituales para obtener ayuda mágica y se muestra una pantalla donde debes asignar puntos de rituales mágicos a diversas áreas que quieres potenciar, como Fields (cosechas), Pastures (ganado), Crafts (bienes manufacturados), Health (salud), Harmony (la moral de tu clan), Diplomacy (diplomacia) o War (guerra), entre otros.

La cantidad de casillas que tienes para asignar en cada campo depende de las divinidades a las que adoren tus consejeros.

Justo después de eso aparece la interfaz habitual del juego, donde se indica que te encuentras en la primera estación del año, señalada por la runa del agua: la Estación del Mar. Una de las primeras acciones que querrás hacer será consultar a tu consejo de sabios. Se representa con 7 retratos de nobles del clan que son expertos en algún área relacionada con la prosperidad de tu clan. Al hacer clic o dar un toque con el dedo sobre cada uno de ellos puedes leer sus opiniones. Estas varían según el tema a tratar, normalmente la sección de la interfaz en la que te encuentres, de las que hay una para cada campo de acción: la moral y situación general del clan, magia, exploración, relaciones con otros clanes, guerra y riqueza. Consultar a tus consejeros es una de las facetas más originales de Six Ages, ya incluida en King of Dragon Pass (que abreviaré KoDP en adelante). Además, en las escenas interactivas que van surgiendo de modo aleatorio, también puedes consultar la opinión de tus consejeros, y está muy bien hecho, porque algunas de sus opiniones te van dando pistas sobre sus miedos, sus obsesiones y su personalidad.

Por otro lado, puedes reorganizar este consejo de sabios y sustituir los miembros actuales por otros nuevos. Lo inteligente es contar con las mejores expertas en cada campo consultando sus datos en forma de adjetivos. Por ejemplo, Magia: Excelente o Regatear: Muy bueno. Pero aquí aparece uno de los nuevos detalles del juego. En KoDP era fácil escoger el mejor equipo, pero en Six Ages, el mejor equipo no se compone simplemente de adoradores de diferentes dioses y diosas, sino que, además, lo óptimo es que cada uno pertenezca a una familia distinta de las siete que componen el clan, así que es habitual tener que conformarse con una configuración imperfecta.

Vishala me recomienda acceder a la petición de estos esclavistas, aunque mi clan se opone a la esclavitud... ¿Qué harías tú?

Otro elemento nuevo son las ventures o proyectos a largo plazo. Se trata de actividades de larga duración que puedes iniciar para contribuir a la prosperidad del clan. La lista de opciones es tan larga que al principio se hace difícil elegir una. Por ejemplo, puedes hacer ceremonias para obtener más puntos de magia, cuidar mejor del ganado y conseguir más vacas, crear bienes adicionales, estar atento a la aparición de enemigos para defenderte mejor y muchas más.

Y hablando de la magia, Glorantha es un mundo de fantasía, así que el juego tiene a raudales: trolls, enanos, hombres planta, maldiciones, objetos mágicos y cosas aún más locas. Además, en este juego se trata de un mundo que se se enfrenta a un entorno cada vez más frío, por lo que tienes que edificar santuarios y templos, y hacer sacrificios de bienes y ganado a los dioses para obtener sus bendiciones con las que poder sobrevivir. La lista de divinidades es igual de larga que los proyectos a largo plazo, pero algunas de las bendiciones que ofrecen son más prioritarias que otras (ver algunos consejos más adelante). Aparte de los dioses, los hyaloringas cuentan con otras formas de magia: los espíritus. Al contrario que las deidades, a los espíritus no hay que hacerles sacrificios ni ofrendas. Simplemente tienes que decirle a tus chamanes que negocien con espíritus de la naturaleza tales como Cuervo, Zorro o Salmón, y así obtener sus poderes. Si quieres, hasta puedes organizar expediciones a las tierras salvajes para encontrar más espíritus.

En mi templo de Elmal tengo activas dos bendiciones útiles para los combates. La bendición de Osara también es muy útil.

Y por último hay una tercera forma de magia, aún más poderosa: los rituales al Otro Mundo. Se trata de ceremonias mágicas en las que recreas las hazañas de tus dioses, y si lo haces bien, obtienes una gran bendición para tu clan o una gran recompensa material. En KoDP se les llama heroquests (búsquedas heroicas) y funcionan igual. Sin embargo, en Six Ages el mundo de los dioses y el de los mortales aún no han sido separados por las fronteras del Tiempo establecidas por el Compromiso Cósmico como sí ocurre en KoDP. Y eso significa que en Six Ages estos rituales mágicos son más fáciles de llevar a cabo con éxito, siempre que te prepares bien, claro. Se juegan como una serie de escenas interactivas en las que debes escoger las opciones más pertinentes de acuerdo a los mitos de tus dioses y diosas. Por eso te interesa leer a fondo antes la sección Lore (Conocimientos) para saber todos los detalles de esos mitos y poderlos tener en cuenta, aunque en ocasiones te verás obligado a improvisar. La abundancia de mitos es lo que hace que Glorantha sea una ambientación tan especial y que sus deidades sean mucho más que meras listas de nombres y poderes. Esta mitología dota de una enorme profundidad a la cultura que estás interpretando al jugar: los hyaloringas, porque los mitos te revelan sus creencias y su modo de vida.

La sacerdotisa Vishala se interna en el Otro Mundo para recrear uno de los mitos más importantes: la doma de Gamari.

Esta forma de vida, en ocasiones extraña, incluye por ejemplo hacer incursiones contra otros clanes para saquear sus tierras. Aunque decidas que tu clan no sea muy guerrero, igualmente necesitarás reclutar guerreros y construir fortificaciones para defender el clan de los ataques de monstruos y de los intentos de saqueo de otros clanes. Y si optas por atacar, puedes lanzar una incursión normal o enviar un grupo de infiltradores para robar ganado. Los combates son muy parecidos a los de KoDP ya que simplemente se trata de escoger el objetivo principal del ataque y luego las tácticas que usas hasta que uno de los dos bandos gana. Por suerte, en Six Ages han hecho este aspecto algo más elaborado y aquí puedes elegir más opciones tácticas a lo largo de varios asaltos, como intimidar, parlamentar o crear una tropa de reserva, lo que hace que los combates sean más divertidos y tensos, porque puedes empezar ganado o perdiendo y que poco a poco se le dé la vuelta a la tortilla. Luego también puedes ocurrir cosas sorprendentes durante los combates. Por ejemplo, un par de veces durante la segunda partida, un tercer clan se unió a una batalla que ya había empezado (!).

¡El maldito clan de los Oro-Tagin osa atacarme! Tengo más guerreros, pero ¿qué táctica usar para que no me saqueen?

Dicho esto, la diplomacia también es una parte fundamental del juego. En la pantalla de Relaciones puedes enviar emisarios a otros clanes para pedir los favores que te deben, para portar regalos con los que aumentar tu reputación o tal vez proponer una alianza. Este aspecto también se ha mejorado respecto a KoDP, porque aquí hay 4 reacciones posibles que los demás clanes pueden tener hacia ti: afinidad, odio, miedo y burla.

Pero es que aún hay más. En KoDP interactúas sobre todo con clanes de tu misma cultura (la orlanthi). Por el contrario, Six Ages tiene más diversidad de culturas al incluir dos otras culturas principales con las que interactuar: los carneros (un apodo para los orlanthis) y los ruedas (apodo de los samnalitas) cuya cultura es mucho más parecida a la tuya, pero aun así tiene algunos dioses y tradiciones diferentes. Mientras juegas, el videojuego va revelando el sinfín de detalles que componen cada cultura, y sobre todo resulta muy interesante ver a los orlanthis desde el punto de vista de los hyaloringas. ¿Por qué? ¡Pues porque son los antepasados lejanos de los jinetes de caballos (los «Horse Nomads» o pastizaleños) contra los que luchas una y otra vez en KoDP! De hecho, los puntos de vista y prejuicios culturales son uno de los temas centrales del videojuego (y de Glorantha), y se reflejan de forma fantástica a través de las opiniones de tus consejeros, pero en particular durante la infinidad de escenas interactivas.

Ayyy, ¡que me atacan los orlanthis! ¡¡¡Y son muy brutos!!!

Estas escenas, siempre acompañadas de increíbles ilustraciones, interrumpen la partida cada cierto tiempo y plantean un problema u oportunidad (a veces los dos a la vez) que te obliga a escoger entre varias opciones. La gran mayoría de estas decisiones tiene consecuencias y algunas no son fáciles de prever, lo que representa muy bien que gobernar es difícil. Algunas de estas consecuencias generan nuevas escenas más tarde a medida que las repercusiones se desarrollan. Por suerte, siempre puedes consultar a tus consejeros, pero no siempre basta: a veces no te ayudan mucho o no se ponen de acuerdo en qué es lo mejor, así que al final te toca a ti decidir en quién confiar. Incluso puedes hacer caso omiso de sus consejos y seguir tu intuición, pero la tensión de tomar la decisión equivocada siempre estará ahí y es genial. Por lo menos, elijas lo que elijas puedes ver las consecuencias directas para los datos de tu clan, ya que se muestran volando en la pantalla. Mucho ojo porque el ganado, la reputación, la moral, los bienes, la población o la magia pueden aumentar o disminuir en estas escenas, así que es mejor no acumular muchas malas decisiones seguidas.

Kostalor sugiere ir con cuidado con estos extraños votanki y sus perros. ¿Qué harías tú?

Estas escenas forman el corazón del juego. Puedes empezar a jugar Six Ages: Ride Like the Wind por varias razones. Por ejemplo, puede que te gusten los videojuegos que sean diferentes a todo lo demás, puede que las ilustraciones te intriguen, que disfrutes con los juegos de gestión de recursos o incluso que quieras saber más sobre el mundo de Glorantha. Pero lo realmente genial es que seguirás jugando una estación tras otra, un año y otro, principalmente por la historia que vas creando al jugar. Para ver un ejemplo, aquí están las primeras aventuras que fui creando al empezar a jugar a este videojuego.

Tengo un héroe en potencia que lanza bolas de fuego como si nada. ¿Y ahora va y dice que tiene que marcharse?


Consejos


En Six Ages: Ride Like the Wind son aplicables los mismos consejos que comento en la reseña de King of Dragon Pass. Sigue el enlace para leerlos, pero puede resumirse en: vigila siempre las vacas, crea todos los bienes que puedas y prepárate para cambiar de punto de vista cuando sea necesario. Durante los primeros años tienes que centrarte en conseguir las bendiciones que sirven para obtener más comida: la leche bendita de las diosas Busenari y Uryarda, y la cebada bendita de Pela, más las raíces de Inilla, si quieres. Como es lógico, para hacer sacrificios y construir los santuarios vas a necesitar bienes (goods), así que es muy útil tener socios comerciales y bendiciones que te ayuden a tener más bienes, básicamente la bendición de artesanías de la diosa Nyalda y el mercado de Ekarna. Para más consejos, échale un vistazo a la página web de Six Ages y la wiki. Pero eso sería hacer trampitas, así que recomiendo intentarlo todo antes de leer todo eso, sobre todo la wiki. :-)

Los hombres escorpión me han robado un rebaño de cabras y Aznom dice que no hagamos nada. ¿Que tienes miedo, Aznom?

En resumen


Si te gustan los juegos que se centran en contarte una buena historia, Six Ages: Ride Like the Wind te va a encantar. Yo me he visto totalmente absorto por este juego, hasta el punto de llegar a jugar 4 horas seguidas y que se me hayan pasado volando. Las tremendas ilustraciones, los mitos, las decisiones difíciles, el hecho de que los malditos Paral-Un me hayan saqueado y se hayan llevado 21 vacas... todo contribuye a querer jugar una estación más y luego otra y otra. Y ya he terminado la segunda partida al escribir estas líneas, así que puedo asegurar que el juego tiene una rejugabilidad alta. Por un lado, el videojuego tiene más de 400 escenas interactivas, pero otro gran incentivo consiste en explorar el mapa enorme un poco más, porque con una sola partida no llegas a ver más que una parte. Es decir:


Lo que más me gusta:

- Las ilustraciones. Sobre todo las de Simon Roy.
- Las escenas interactivas donde no estás seguro de cuál es la mejor opción.
- Explorar una cultura distinta, un mapa diferente y un periodo distinto del de King of Dragon Pass.
- Que los creadores hayan detallado la cultura hyaloringa, su aspecto, sus tradiciones, sus dioses y sus mitos. Ver una de las culturas humanas de Glorantha cobrar vida en un videojuego con un nivel de detalle tan bestia hace que te entren ganas de dirigir una campaña de rol centrada en ellos!
- Ir conociendo a los consejeros a base de leer sus comentarios y verlos envejecer. Me lo pasé especialmente bien con las locuras de mis chamanes cuervo, porque me hicieron reír en voz alta en más de una ocasión.
- La incertidumbre de no saber seguro cuál es el objetivo final del juego. Si ya lo has descubierto, no hagas spoilers, por favor.
- La historia de ese objetivo final.
- Que ya estén trabajando en el próximo juego: Lights Going Out.

Lo que menos (soy un quejica)

- Cuando ya te has pasado el juego una vez, como ya sabes el objetivo final puedes ir tomando decisiones que te conduzcan a él incluso antes de lo que sería normal (aunque eso también tiene consecuencias).
- El hecho de que existan las estaciones y los años antes de la creación del Tiempo. Aunque, claro, sin un esquema como ese habría sido imposible hacer un videojuego situado en ese periodo del trasfondo.
- Que A Sharp no quiera traducir el videojuego al español ni a ningún otro idioma porque sale muy caro.
- No haber descubierto todavía dónde está el huevo de Pascua oculto, :-)

Tráiler de la versión para iOS

¿Qué viene luego?


El siguiente videojuego de la serie Six Ages es Lights Going Out. Estará situado durante la Gran Oscuridad, la siguiente era mítica previa a la creación del Tiempo. Pero mucho ojo, porque si en la Era de las Tormentas todo empieza a irse al garete, ¡en la Gran Oscuridad todo se transforma en una tragedia de proporciones épicas! El mundo llegará al borde de la destrucción absoluta, así que hay que esperar que sucedan cosas realmente espantosas sin parar: trolls por todas partes, las fuerzas del Caos penetran en el mundo y empiezan a aniquilar a todo el mundo, dioses incluidos, y un largo etcétera de desgracias. Me imagino que será algo muy a lo survival horror.

Six Ages: Ride Like the Wind es el primer episodio de una serie de videojuegos.

Si consigues sobrevivir, es decir, lo que quede de tu clan, la próxima entrega de la serie será The World Reborn, ambientado durante la Primera Edad, ya dentro del Tiempo. Y las siguientes dos serán en la Segunda y Tercera Edad. Será interesante ver cómo los hyaloringas cambian y se adaptan a los grandes acontecimientos que marcan cada era.

Six Ages: Ride Like the Wind está disponible para iPhone e iPad en la App Store, y para Mac y PC (aunque solo para Windows 10) en Steam y GoG. La versión para dispositivos móviles vale 11$ y la versión para Mac o PC sale por 17$.

Pues ya está. ¿Has jugado ya a este juego? ¡Cuéntame qué te ha parecido! Y si no lo has hecho aún, te recomiendo leer esta entrevista al diseñador. Por último, si quieres saber más cosas sobre el mundo de Glorantha en el que se sitúa el juego, puede que te interese este libro. Y, por supuesto, si prefieres explorarlo con un juego de rol, de los originales de papel y lápiz, échale un vistazo a RuneQuest: Roleplaying in Glorantha.

9 comentarios:

  1. La verdad es que como planteamiento tiene muy buena pinta, además de que, como bien dices, puede dar ideas para hacer aventuras o incluso para ver como desarrollar una cultura X. Ahora solo falta a que saquen una versión para Linux :D ¡Mientras tanto habrá que conformarse leyendo reseñas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es genial. Se nota que ha habido ahí un trabajo intenso de diseño, aunque también se han inspirado en algunas culturas reales de nuestro mundo.

      Eliminar
  2. Yo iba a empezar con este, pero finalmente me he decidido por el King of the Dragon Pass, sobre el que seguramente encontraré más consejos y orientación, que hace tiempo que no probaba un videojuego nuevo, y en este caso la curva de aprendizaje parece empinada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque «escalar» la curva de aprendizaje es parte de la diversión. :-) En general, toda la información que necesitas está incluida en el juego y el King of Dragon Pass también es muy buen juego. Recuerda que si lo compras en Gog tendrás la versión original que incluye una hoja con instrucciones que tal vez te ayude. Mientras que la versión de Steam la han hecho más «user-friendly» y tiene más escenas interactivas.

      En todo caso, ¡espero me que me cuentes las aventuras de tu clan por el Paso del Dragón, Mercurio! :)

      Eliminar
    2. (Soy el mismo de antes, hace ni se sabe que no actualizaba mi perfil de blogger)

      Sí, "escalar" la curva de aprendizaje es parte de la diversión, pero dispongo de no demasiado tiempo para jugar, por eso se me hace un poco más cuesta arriba. Aunque me lo he propuesto como una "obligación", porque se que cuando controle un poco como funciona cada cosa me lo voy a pasar muy bien.
      Tengo la versión de Gog, que aproveché una oferta para pillármelo.
      También me he agenciado hace nada el The Gods War con la expansión Empires. Y también estoy de lectura de manual, a ver cuando lo puedo usar en mesa. Mi ocio friki es muy gloranthano ahora mismo.

      Eres el peor enemigo de mis ahorros jajaja

      Eliminar
    3. ¡Je, je! Vaya, me alegro de haberte animado a sumergirte en juegos gloranthanos. ^_^

      Bueno, entonces espero que los consejillos de la reseña de King of Dragon Pass puedan ayudarte un poco. ;-) La wiki de KoDP es aún más exhaustiva, pero es casi hacer trampas. xD Si necesitas ayuda, ¡déjame un comentario en la reseña de KoDP!

      Eliminar
    4. La verdad es que me ha parecido un mundo super interesante, estoy preparando una campaña con la nueva versión del juego de rol de Chaosium.
      Y si claro,ya te pediré consejos en la entrada de KoDP! ¡Muchas gracias!

      Eliminar
    5. Vuelvo a ser yo, esto de tener varías cuentas de google es un poco jaleo.

      Eliminar
    6. Guau, ¡ya me contarás cómo va la campaña de RuneQuest! 👍
      Cuando Glorantha te atrapa, ya no te escapas. 😁

      Eliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff