jueves, 8 de febrero de 2018

Novelas de Glorantha: The Widow's Tale

4 comentarios
 
Eran los principios de los años noventa. Yo empezaba en esto de los juegos de rol y apenas había jugado unas partidas con el RuneQuest de JOC. Sin embargo, ya entonces me percaté de que a mi amadísimo reglamento y al mundo de Glorantha le faltaba algo que sí tenían otros juegos. El mundo de Krynn, por ejemplo, y Dungeons & Dragons por extensión, contaba con las Crónicas de la Dragonlance, La leyenda de Huma y hasta los libros de «Aventura sin fin», entre muchos otros. La Tierra Media, y El Señor de los Anillos de JOC por extensión, tenía como es obvio una de las trilogías de fantasía épica más famosas y hasta Warhammer y Star Wars tenían sus propias novelas. En las novelas la ambientación cobra vida, sirven para inspirarse en mil detalles y saber cómo describir el mundo. Pero ¿dónde estaban las novelas de Glorantha? ¿Es que nadie había escrito ningún relato situado en un mundo tan apasionante como este? En realidad sí había alguna que otra, pero yo aún no lo sabía. A continuación voy a reseñar una de ellas: The Widow's Tale, escrita por Penelope Love. (You can read this review in English here).

Ilustración de la portada por Dario Corallo


La publicación, tortuosa


Penelope Love es una escritora australiana de novelas y relatos de fantasía y terror, más conocida por ser la autora entre otros de Terror Austral, un suplemento para La llamada de Cthulhu. En el 1993 Chaosium publicó su primera novela de fantasía oscura: The Castle of Eyes. En 1994, Love escribió The Widow's Tale y también la presentó a Chaosium para su publicación. Sin embargo, surgieron algunos problemas que lo impidieron. Más tarde lo intentó The Reaching Moon Megacorp, la editorial británica que publicaba la revista gloranthana Tales of the Reaching Moon. Pero tampoco pudieron. Lo máximo que consiguieron fue publicar varios extractos en libros de convenciones y revistas. Y en algunas de estas convenciones se llegaron a subastar los manuscritos fotocopiados por altas sumas de dinero. Pero de publicación oficial, nada. La novela siguió siendo una mera leyenda hasta 2003, cuando finalmente The Chaos Society, la editorial alemana que publicaba el fanzine Tradetalk sobre RuneQuest y Glorantha, se lanzó a ello. Le pusieron una portada, una breve pero detallada introducción a Glorantha y la publicaron por medio de una editorial de impresión bajo demanda. Podías comprarla por 14€. Por desgracia, el libro se publicó en un mal momento, ya que a principios de milenio RuneQuest estaba descatalogado y Glorantha, tal como se describía en el nuevo juego de rol Hero Wars, incorporaba detalles que ya no encajaban del todo con la descripción que se hace en la novela. Pero de eso hablaré luego.


El libro, modesto


La edición de The Widow's Tale es muy sencilla. El libro tiene 244 páginas, los márgenes muy estrechos y la letra algo pequeña. Con tapa blanda satinada y portada y contraportada a color. La ilustración de la portada es obra de Dario Corallo y representa una escena con dos personajes fantásticos de la novela: una mujer escorpión bien armada y acorazada, y un unicornio blanco enfrentándose a ella. Es curioso que se escogieran estos personajes porque no son los protagonistas principales. Por otro lado, la ilustración de la contraportada es de Dan Barker y representa una escena donde aparecen otros dos personajes secundarios: un bebé y una wyverna.

Después del prólogo y el índice, la novela se divide en veinte capítulos que a su vez se ordenan en tres partes. Al final de todo hay una introducción a Glorantha de seis páginas, que describe el mundo y, sobre todo, sirve de glosario de los nombres de todos los dioses y panteones que se mencionan en la novela. Esto será de gran utilidad para todo el que se anime a leer el libro sin conocer el trasfondo de este mundo de fantasía. Luego se incluye un mapa muy básico del área general donde suceden los hechos. A esto le sigue una página con los agradecimientos de la autora y finalmente hay varias páginas con publicidad de las editoriales que en la época publicaban material gloranthano.


La novela, trepidante


The Widow's Tale o «El relato de la viuda» narra un enfrentamiento épico entre dos fuerzas enemigas, dirigidas cada una por hombres que no piensan ceder ni dar marcha atrás. Por un lado tenemos a un destacamento del imperio lunar, una civilización teocrática y expansiva, y por el otro a un grupo de bárbaros orlanthis, guerreros y campesinos, que se resisten a ser sometidos. Hasta aquí todo puede recordar a las batallas del imperio romano contra los celtas galos, germanos o astures, o entre el imperio persa y los tracios, macedonios o espartanos. Sin embargo, Glorantha es un mundo de fantasía, y esto hace que el conflicto esté cuajado de magia, dioses, seres fantásticos y monstruosos que le dan un sabor único y provocan giros argumentales sorprendentes. Además, la historia mantiene un fuerte sabor a la Edad de Bronce y, por tanto, es mucho más cercana a La Ilíada que a El Señor de los Anillos.

Ilustración de la contraporada, por Dan Barker.

Pese a esta comparación, el conflicto que describe Penelope Love es de pequeña escala. A diferecia de La Ilíada, aquí los dos bandos apenas cuentan con un par de cientos de hombres y mujeres armados. Sin embargo, esta escala menor para nada significa menor épica. Y es que se trata de un enfrentamiento decisivo para una contienda de gran escala que tiene lugar a cierta distancia. El imperio lunar ha invadido todas las tierras de los bárbaros orlanthis, tanto por motivos políticos como religiosos. Solo resiste una ciudadela, el último bastión de los rebeldes, que es sitiada por el ejército invasor. Para terminar de cerrar el cerco, los lunares han cortado todos los caminos de acceso a la ciudad para impedir que nadie pueda auxiliar a los asediados defensores. Todos, menos uno.

Es justo ahí donde se sitúa la historia: un pequeño valle de las Montañas Tormentosas, una cordillera que separa la verde Tierra Heortiana de las llanuras áridas de Prax. Este valle, poblado por dos pequeñas aldeas de bárbaros orlanthis es el último camino que permitiría a los sitiados recibir ayuda. Y es allí precisamente adonde se dirige el destacamento de Darlath-Lar, un oficial del imperio, con la misión de dominar el valle y someter a sus habitantes. Pero también es ahí donde se ha refugiado Talloran, un líder orlanthi de la rebelión, un señor de los vientos de Orlanth, con un historial de batallas perdidas tan largo que esta vez está dispuesto a vencer como sea.

La ubicación de la historia es muy acertada, ya que permite a la autora introducir multitud de elementos de dos de las zonas mejor descritas en los suplementos de juego de Glorantha. Una es el sur del reino de Sartar y otra las llanuras de Prax. Además, como el valle es zona limítrofe entre las dos regiones, la cultura de sus habitantes está a medio camino entre las dos formas de vida: los campesinos orlanthis por un lado y los nómadas praxianos por el otro, cada uno con su panteón de dioses que se entremezclan de forma particular en esta zona. Por ejemplo, aunque la diosa Ernalda es adorada en Sartar porque bendice los campos de cultivo, una diosa tan importante en Prax como Eiritha también es adorada aquí porque bendice el ganado. Y «Stormbull» o el Toro Tempestuoso, uno de los dioses compartidos entre ambos panteones es, de forma lógica, tan importante entre los guerreros del valle como Orlanth, dios del viento y las tormentas. Según la propia Penelope Love, descubrió el trasfondo sobre Glorantha a partir de las historias que le contaban amigos suyos que jugaban una campaña de RuneQuest. Luego también consultó libros clásicos de RuneQuest como Cults of Prax, Cults of Terror y Dioses de Glorantha. Y ese sabor clásico y bien documentado se nota a lo largo de toda la novela.

Todo sucede en un pequeño valle entre Vuelo del Dragón y el Templo de los Vientos. Mapa copyright de Chaosium.


Libertad creativa

No obstante, la autora no solo se limita a verter en la novela los datos de la ambientación de Glorantha, sino que rellena esos miles de huecos que nunca se explican con tanto detalle en los suplementos de un juego de rol. Extrapola detalles de la vida diaria, de cómo son las casas, los adornos, los rituales del día a día y sobre todo, los rituales mágicos sagrados. Es en estos detalles donde el mundo de Glorantha cobra auténtica vida.

Y no solo eso. Penelope Love no tiene miedo en saltarse lo que dicen los suplementos oficiales en algunos puntos para crear la historia que ella quiere contar. Este tipo de libertad puede parecer ultrajante para los fans acérrimos de Glorantha, pero en realidad es muy necesaria (leer sino esta entrada). El propio Greg Stafford es famoso por alentar a sus propios jugadores a crear al vuelo partes del mundo en sus partidas de rol. Y la frase «Tu Glorantha será diferente» abreviada como «YGWV» por sus siglas en inglés, es marca de la casa. Por tanto, me encanta ver esos detalles distintos del canon y del «como las reglas dicen que es el mundo» y también esos añadidos que hace la autora en esta novela para adecuar Glorantha a su historia, y no al revés.


Personajes

En esta historia de dos bandos enfrentados, el narrador en tercera persona va alternando capítulos sobre uno y otro bando para ofrecer distintos puntos de vista. Eso crea cierta imparcialidad e imparte la idea de que ninguno de los dos bandos es bueno ni malo, sino que solo tienen objetivos contrapuestos. Ese es un punto característico de Glorantha y me encanta que la autora lo haya incluido en la novela. Es un modo de narrar un conflicto que se ha hecho más visible desde su uso en la saga de fantasía Canción de Hielo y Fuego. Como dice G.R.R. Martin, el cruel enemigo de un bando puede ser el héroe vitoreado del contrario. Lo que sí hay son personajes que actúan de forma deleznable, al margen de con qué bando se identifique más el lector.

Dicho esto, es evidente que es más fácil ponerse del lado de los orlanthis porque al fin y al cabo luchan por preservar la libertad del valle y tienen muchos menos recursos que el imperio lunar. De hecho, el empeño de Talloran, señor de los vientos de Orlanth, y de Arqua, iniciada de Humakt, ambos grandes guerreros con experiencia en varias batallas al servicio de sus dioses, es lo que permite al valle ofrecer resistencia al invasor con unas mínimas garantías de éxito. Y aun así, cuando la narración se centra en el bando lunar, nos encontramos con Darlath-Lar, un oficial de caballería, señor de las runas de Yanafal Tarnils, de principios honorables, casado y con una hija. Y gracias a él, la autora consigue que empaticemos con «el enemigo» o, por lo menos, con parte de la fuerza «enemiga».


Las mujeres

Hay muchos personajes femeninos centrales para la historia en ambos bandos, aunque destaca sobre todo en el bando de los orlanthis. Mujeres guerreras como Arqua, Reha, Terlech y Grifo Carmesí. Pero también mujeres pacíficas como Aoael, Cúralotodo (Heal-All) y Shisanna que sirven de contrapunto necesario para el tema bélico de la novela. De hecho, la «viuda» a la que alude el título de la novela hace referencia a una de ellas (perdón por el mini spoiler), lo que indica lo central que es este personaje en la novela o, más bien, para la autora. Y ella es, básicamente, una pastora. Una sacerdotisa de los rebaños.

A pesar de eso, la gran variedad de personajes de la novela hace que ninguno de ellos, ya sean femeninos o masculinos, llegue a tener verdadera profundidad. Parece que Love sacrificó algo de profundidad para poder incluir más personajes y mostrar así un poco mejor lo variado que es el mundo de Glorantha. Dicho esto, la personalidad de los personajes más importantes queda bien definida hasta el punto de que al final de la novela ya los conoces bien y puedes imaginarte cómo van a actuar.


Es muy Edad de Bronce

En realidad también existen algunas armas y armaduras de hierro, pero son objetos de gran valor que solo se otorgan a los paladines de una religión tras haber demostrado su valía con creces. Al margen de esto, el estilo en que está escrita la novela usa recursos propios de epopeyas como La Ilíada o La Odisea. Esto se hace patente cuando Love emplea epítetos homéricos, es decir, coletillas y frases para describir a los personajes principales que se repiten a lo largo de la historia. Por ejemplo, «Moran el de negros cabellos», «los lunares de brillantes bronces» o «así era el modo de ser de Gared, que siempre tenía que ser el primero en avanzar y el último en batirse en retirada». También usa frases de estructura parecida que se repiten como si fueran versos y parece que estés leyendo un poema épico o cantar. Estos detalles solo aparecen de vez en cuando, en las dosis justas, pero bastan para conseguir que la narración adquiera una cadencia en la que resuenan los ecos de la Antigüedad.

Además, la autora admite en la sección de agradecimientos que para determinadas descripciones y adivinanzas se inspiró en textos antiguos. La saga de Grettir el Fuerte o las descripciones de bestias fabulosas de Cayo Julio Solino, entre otras fuentes de inspiración de índole más diversa.

Pequeño extracto de la novela. ¡Haz clic para ampliar!


Es muy RuneQuest

Por lo visceral del combate, en el que la sangre prácticamente salpica al lector, se aprietan los dientes, las monturas mueren atravesadas por lanzas y todo el mundo usa magia para mejorar sus perspectivas, para ayudar a sus amigos, para tender trampas, para engañar, para luchar o para, por supuesto, bendecir los campos.

La magia y los dioses, como ya he comentado al principio, se basan sobre todo en la segunda edición del reglamento (la anterior a la de JOC Internacional). Sin embargo, la novela se publicó durante la época de Hero Wars, en la que los grandes dioses contaban con decenas de subcultos, como los Hermanos del Trueno en el caso de Orlanth. Eso hizo que en su momento, algunos aficionados no la consideraran una novela gloranthana al 100%. Pero todo cambia. Y en la nueva edición de HeroQuest, heredero de Hero Wars, se ha vuelto a la versión más sencilla de las religiones que, curiosamente coincide con la que se presenta en The Widow's Tale. No solo eso, sino que el RuneQuest: Roleplaying in Glorantha también comparte esta visión, propia de RQ2 y RQ3. Es decir, ahora este aspecto de la novela vuelve a ser «correcto» según el canon actual.


Es muy, muy Glorantha

Sobre todo me gusta cómo se describe a los fieles de las diversas deidades y su relación con ellas, sus creencias que viven en el día a día. Por ejemplo, es genial ver cómo se describen los rituales de la fertilidad de los campos. O cómo los fieles de un dios actúan imitando las acciones de la divinidad y reaccionan a los iniciados de otros dioses tal como lo haría su dios, hasta el punto que, en muchos momentos, la diferencia entre el creyente y su deidad se difumina. Así, los personajes a menudo se llaman entre ellos no por sus nombres, sino por el nombre del dios o diosa al que siguen, como si ellos fueran encarnaciones de los dioses. Por ejemplo, Shisanna, seguidora de la diosa Eiritha, hija de la diosa Ernalda, se dirige a Aoael por el nombre de «Madre» en más de una ocasión, al ser esta sacerdotisa de Ernalda.

Por otro lado, la autora casi nunca describe la magia simplemente con un «y tal lanzó un conjuro». Nada de eso. La magia son los dones de los dioses y de los espíritus y su uso se describe de una forma que realza la relación de su usuario con la divinidad a la que sigue. Por ejemplo, cuando un personaje imbuye su cimitarra con magia de combate, se lee: «Darlath-Lar dejó a la Muerte entrar en su cimitarra». Como no podría ser de otra manera, las runas están muy presentes a lo largo de la novela, los personajes se identifican con ellas y las usan como fuente de su magia.

Finalmente, los mitos están muy presentes. Las hazañas de los dioses mueven a los personajes a actuar como ellos. Los personajes cuentan mitos de sus dioses y hasta hay disputas entre los personajes que tienen su origen en las hazañas de sus dioses. Por ejemplo, una de las escenas más interesantes es cuando varios personajes deben compartir un espacio muy limitado durante bastante tiempo y las tensiones entre ellos no tardan en estallar. Estas se producen por motivos mundanos, pero también se dejan entrever bien los motivos míticos que los obligan a comportarse de cierta manera.


Conclusión


Era complicado que no me gustara mucho esta novela, teniendo en cuenta que me apasiona el mundo de Glorantha. Pero es que además está bien escrita, tiene escenas impactantes y hasta algunas sorpresas. Mientras la leía, algunas escenas me atraparon de tal modo que me vi caminando por la calle con la vista pegada al texto. Si hubiera leído esta novela cuando era más joven, me habría enganchado a Glorantha mucho antes. Y ojalá estuviera traducida al español para poderla prestar a un amigo y hacerle ver rápidamente los puntos fuertes de este mundo mítico de fantasía.

Además, leyendo las descripciones de Penelope Love cualquier máster de RuneQuest o HeroQuest sacará ideas para sus aventuras y, lo más importante, formas de describir aspectos de Glorantha de una forma que saque a relucir lo mejor de este increíble mundo de fantasía. Es decir, 100% recomendable.

Te gustará si...
  • Te apetece escapar a un mundo de fantasía único, con coherencia interna, sabor a Edad de Bronce y personajes muy humanos
  • Quieres leer, por fin, una novela situada en el mundo mítico de Glorantha
  • Eres un fan de juegos de rol como RuneQuest o HeroQuest
  • Te gusta la fantasía épica en todas sus formas

No te la leas si...
  • Solo te gustan los mundos de fantasía basados en la Edad Media
  • No tienes tiempo para las historias de fantasía
  • No se te da bien leer en inglés

Por desgracia, un punto negativo es la disponibilidad actual de la novela. Cuando la publicaron, The Chaos Society era poco más que una asociación de fans de RQ y Glorantha, así que Greg Stafford tuvo la generosidad de permitirles publicar 400 ejemplares sin pedirles nada a cambio. Al principio se podían adquirir en la página web Tradetalk pero hace un tiempo se vendió el último ejemplar, así que ahora hay que buscarla en algunas tiendas on-line o Ebay. Tampoco tiene ningún formato electrónico disponible. Por lo fácil que es descubrir el mundo de Glorantha a través de sus páginas, esta novela se merece ser reeditada e incluso traducida. Y ahora con la publicación del RuneQuest: Roleplaying in Glorantha sería un buen momento, ¿no crees?

Como dato curioso, la revista Tradetalk n.º 16 dedica un largo artículo a The Widow's Tale que incluye los datos de juego de HeroQuest de todos los personajes principales: Talloran, Arqua, Gared, Aeoel, Reha, Darlath-Lar y hasta Hijo-de-Tien (Tien-Son), entre otros.

Fragmento de la portada de Dario Corallo para la Tradetalk n.º 16, donde se ve a Talloran y otros personajes.


Para terminar, hay otras novelas y relatos sobre Glorantha que espero reseñar pronto, ¡algunas de ellas en español y todo! Por ejemplo, Penelope Love escribió otra novela de Glorantha, titulada Eurhol's Vale. Más que una novela, son 4 relatos ¡y dos de ellos forman la precuela y la secuela de The Widow's Tale! Pero ya hablaré de eso en otra ocasión. De momento, espero que te haya gustado esta reseña y me dejes un comentario para contarme qué te ha parecido. Y aún más si ya te has leído The Widow's Tale.

4 comentarios:

  1. Me has convencido para intentar comprarmela. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te gusta, entonces. 😉
      Dime si te acuerdas si la encuentras fácilmente y a qué precio.

      Eliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff