domingo, 30 de junio de 2019

Fin de la campaña Samuráis de Suruga con Mythras

20 comentarios
 
El 29 de junio de 2019, tras cuatro años y pico de intensas sesiones, terminó la campaña Samuráis de Suruga. Le pusimos punto y final en una épica sesión doble de mañana y tarde. Unas ocho horas en total, con pausa para ir a comer a un restaurante japonés.

Después de recuperarme del agotamiento mental que me supuso la sesión, me quedan varias sensaciones. Son sensaciones que serán comunes a todo director de juego que haya dirigido una campaña larga alguna vez. Por un lado, la satisfacción de haber podido llevar hasta el final este proyecto. Por otro, una leve melancolía muy parecida a la que sientes cuando terminas una novela larga cuya lectura has disfrutado mucho. Por último, un poco de alivio también, porque en las últimas sesiones todos teníamos ganas ya de finalizar esta campaña. Yo ahora podré dedicarme a la tarea mucho menos exigente de acudir a las sesiones solo como jugador. Por lo menos durante una larga temporada. Y otros se sentarán en la silla del máster.

Antes y durante la sesión, mi principal temor era que no nos diera tiempo de llegar hasta el final pese a la sesión doble. Sobre todo porque ahora viene el parón de verano, en el que muchos jugadores se van de viaje, vuelven a su tierra, etc. Sin embargo, todo salió bien en este sentido, gracias también a que aligeré los combates de la batalla final en varios puntos. Curiosamente, el necesario epílogo para cada uno de los personajes concluyó en el mismo preciso instante en el que el sol se ponía bajo el horizonte, justo detrás de mí. Estas cosas no pueden planificarse, pero cuando ocurren, son mágicas.

Sunset of the samurai, ilustración de Antti Lepistö


Cuando terminamos, pregunté a los jugadores cuáles eran sus mejores y peores recuerdos de la campaña Samuráis de Suruga. Esto fue más o menos lo que me respondieron (ojo spoilers):


Mejores recuerdos de los jugadores:


Jugador de Kyosuke: «Mi mejor recuerdo es cuando perseguimos al hijo de Onoue hasta el templo budista abandonado. El momento en el que Kyosuke entró a caballo en el templo y empezó a decapitar a sus enemigos fue brutal».

Jugador de Togama: «A mí me encantó la persecución del secuaz del hechicero en la isla de Ezo. Otro gran momento fue cuando tratamos de convencer al fantasma de las nieves en la cima de la montaña. También me ha gustado mucho la conversación de Togama con el kami del río Fuji en esta última sesión, ¡nos ha ido de un pelo!».

Master Gollum: «El duelo dialéctico entre Okura y el hermano de Ishizaki fue algo que recordaré siempre de esta campaña porque me impresionó mucho. Yo nunca habría podido hacer algo así. En general, todas las escenas de intrigas y politiqueo son lo que más me ha gustado de la campaña».
(Master Gollum incluso escribió una entrada en su web sobre esta campaña).

Jugador de Okura: «Tengo muy buen recuerdo del debate entre Okura y el mejor político de Ishizaki, que tenía un 90% en Influencia y sus principales habilidades sociales. Por aquel entonces, Okura aún estaba muy verde, pero esa prueba lo hizo madurar políticamente. En general, estos combates dialécticos fueron la chicha de Okura para mí. Ese en especial, pero también las negociaciones con Imagawa durante 4 años, la negociación de la compra de los arcabuces y tantas otras. Otro momento de liberación fue el duelo final entre Okura y Akira delante de los dos ejércitos. Dios, qué subidón. Y la recompensa final de la campaña fue la guinda de oro».


Peores recuerdos de los jugadores:


Jugador de Kyosuke: «Obviamente, lo peor fue cuando mi personaje sufrió una muerte absurda y traicionera en manos de los Takeda».

Jugador de Togama: «La peor escena fue el combate en el barco. Con toda la paranoia que llevábamos quedó muy raro que nos envenenaran la comida y nos hicieran prisioneros».

Master Gollum: «Las escenas que menos me han gustado son las que han tenido mayor componente de fantasía, porque pensaba que iba a ser una campaña de corte más realista. Por otro lado, no me gustó nada cuando íbamos a buscar al fantasma a la montaña y de repente descubrimos que solo se aparecía durante el invierno. Me pareció demasiado dirigista y fue un corte brusco en el fluir de la narración».

Jugador de Okura: «Las aventuras en el valle de la niebla se alargaron demasiado. Además, todo el tema contra los Takeda me pareció un añadido sin mucha relación con el foco de la campaña, donde, además, apenas pudimos influir».

Todos coincidieron en el hecho de que, después de derrotar al hechicero del monte Fuji, se produjo un anticlímax extraño y que los combates en el norte contra los Takeda fueron un añadido que no aportaba nada a la campaña.

La mesa de juego durante la última partida de la campaña Samuráis de Suruga

La opinión del máster


En fin, yo he disfrutado mucho dirigiendo esta campaña. Según me informa nuestro cronista particular, han sido nada menos unas 68 sesiones, unas 15 al año. No podría quedarme solo con un mejor recuerdo, pero tras pensarlo un buen rato, disfruté especialmente con tres aventuras: el viaje a la isla de Ezo, con el pueblo de los ainu y un malvado aprendiz de hechicero. La estancia en el reino del Dragón de los Ocho Océanos, con sus extraños habitantes, facciones enfrentadas, princesas cambiaformas y brujas. Y la aventura de la guerra civil en Suruga. También me gustó por diversas razones el ataque contra la guarida del hechicero y sorprender a los jugadores con la profecía.

Por el contrario, tengo muy claro cuál es el peor: cuando murió Kyosuke. No me gusta matar personajes jugadores de forma absurda y ese día lo hice todo al revés, por lo que fue doblemente amargo. Otra aventura que salió al revés de como esperaba fue el ataque contra una fortaleza enemiga. En fin, espero poder contar todos los detalles de estas sesiones de juego en las entradas de «Las notas del máster» que voy publicando.

De todas formas, contar con estos cuatro jugadores ha sido una gozada:

El jugador que controla a Kyosuke me ha hecho de cronista voluntario de la campaña y por eso le estoy muy agradecido. ¡Espero que siga escribiendo las crónicas aunque haya terminado la campaña! Ha tenido buenas ideas y le he visto disfrutar especialmente en los combates donde podía verter la sangre de sus enemigos. Sobre todo me ha gustado la actitud valiente de su personaje. Nunca se echó atrás por muy negras que fueran las circunstancias. Y por todo esto fue una bajona terrible cuando le asesiné el personaje a sangre fría. Ay… en fin.

Master Gollum ha sido el jugador más crítico durante toda la campaña y el que me ha ido dando más opiniones sobre las sesiones, lo que le agradezco mucho. Por desgracia, descubrió muy pronto que el sistema de Mythras o RuneQuest 6 en general no le gusta, y aborrece sobremanera los efectos de combate. ¡Y aun así siguió viniendo a jugar! Por paradojas de la vida, sobre todo en la batalla final se demostró que fue quien mejor llegó a dominar el sistema de combate de Mythras. Sus defensas retrasadas, sus bailes con el enemigo y sus efectos de Presionar ventaja fueron decisivos hasta el punto que el resto de jugadores empezaron a copiar sus técnicas. Por otro lado, siempre planteó ideas diferentes en la sesiones (a veces, perturbadoramente diferentes!) y se adaptó a una campaña que ya había empezado cuando él se incorporó. Le agradezco sobre todo su paciencia y por soportar a un máster que una y otra vez le puso palos en las ruedas de sus planes.

El jugador de Togama disfrutó llevando al personaje sintoísta y eso que era complicado, ya que no podía acercarse a la sangre ni a los cadáveres. Incluso se leyó un libro sobre el sintoísmo que le presté. Más adelante le apeteció hacerse un personaje secundario (un ninja) y fue buena idea porque fue clave en varios momentos de la campaña. Le agradezco sobre todo la ayuda que me prestó durante todos los combates, ya que estuvo siempre atento a que no nos olvidáramos de ningún detalle. Además, fue muy objetivo en este sentido. En más de una ocasión se puso del lado del director de juego cuando consideró que era justo, incluso aunque eso perjudicara los intereses de los personajes jugadores. Gracias a su ayuda, todo fluyó mucho mejor.

Finalmente, el jugador de Okura llevó perfectamente en muchos momentos el peso de la campaña. Su personaje tuvo más protagonismo al ser el cabeza de la familia Kuroki y su inversión en habilidades de persuasión y política resultaron igual de claves como su estilo de combate, que se ocupó de subir al término de cada aventura ¡hasta llegar al 112%! Pese a saber aprovechar al máximo la faceta de «juego» y pedir siempre ese +5% con el que mejorar sus posibilidades de éxito, aportó muy buenas ideas y su capacidad para rolear estuvo a la altura, lo que propició escenas inolvidables. Sobre todo en las conversaciones y pugnas verbales con personajes no jugadores: su archienemigo Ishizaki Akira, la hija del rey del mar o el negociador del clan Arai.


Para terminar


Ha sido divertido dirigir un tipo de campaña donde los protagonistas han progresado desde unos inicios relativamente humildes hasta tener un montón de tierras, sirvientes, hijos, deberes y responsabilidades. Intenté darle un estilo parecido al del juego de rol Pendragón y al final transcurrieron 26 años dentro del mundo de juego, de 1540 a 1565, de modo que los personajes que empezaron con unos veinte años de edad, terminaron siendo grandes señores cuarentones de gran renombre en la región. Si no te importan los spoilers, fíjate en este calendario de la campaña Samuráis de Suruga.

Respecto al arte de dirigir, he podido comprobar que aún tengo que mejorar mucho. Todavía tengo demasiado apego por lo que está escrito en la aventura o preparado en mi mente y eso a menudo se interpone en la diversión de los jugadores. Por eso, cuando los jugadores me sorprenden con planes inesperados, me cuesta adaptarme a ellos al vuelo. Me esforzaré en corregirlo.

Finalmente, siempre había tenido muchas ganas de dirigir una campaña en el Japón feudal con leyendas incluidas y ahora ya he cumplido ese sueño. Me ha encantado sacar en las partidas un montón de elementos de la historia y la cultura japonesas que me apasionan, y para dirigirlas he tenido que informarme sobre temas en los que, de otra manera, tal vez nunca habría profundizado tanto. Ha habido budismo, sintoísmo, animismo ainu, evangelizadores cristianos, teatro noh, ceremonia del té, monstruos de las leyendas, personajes de cuentos tradicionales, las ciudades de Nara, Kioto y Osaka, bodas, suicidios rituales, ceremonias de paso a la edad adulta, travesías en barco, la llegada de los arcabuces, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, oráculos, profecías, maldiciones, asedios, batallas, ninjas y, por encima de todo, vasallaje, el deber del samurái y los convulsos tiempos del periodo de los estados guerreros.

Ha sido un viaje divertido.

By Maproom; James Murdoch and Isoh Yamagata - Own work, CC BY-SA 3.0

Y concluido este viaje, ahora toca empezar otros nuevos. Uno de los jugadores está muy ilusionado con dirigir unas partidas con la quinta edición de Dungeons & Dragons, así que vamos a probar a adentrarnos en La mina perdida de Phandelver. Más adelante, Master Gollum está preparando una campaña exótica de piratas en Glorantha con el RuneQuest de JOC y reglas de navegación nuevas. Y luego ya veremos, pero me encantaría jugar la campaña The Eleven Lights de HeroQuest Glorantha. Ya os iré contando. ;-)

20 comentarios:

  1. Muchas gracias por darme la oportunidad de participar en esta campaña. ¡Espero no haberla perturbado en exceso con mis desvaríos! He tenido mis momentos de crisis, especialmente con el sistema, aunque por fortuna han pesado más todos aquellos momentos memorables que han ido salpicando las sesiones ¡Estar al otro lado de la pantalla era una experiencia que nunca había experimentado de forma continuada durante tanto tiempo! Me ha ayudado muchísimo a entender mejor el punto de vista del jugador, ser más consciente de mis carencias y poder observar como otros hacen frente a las situaciones que se plantean. ¡Ser director y jugador a la vez es una sensación extraña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te unieras a la campaña, Master. 😊 Tus personajes fueron interesantes y diferentes, y los llevaste muy bien. Acerca de tus ideas diferentes, muchas me dieron miedo, pero otras dieron un giro a cómo tenía planteadas las cosas, así que estuvo bien. Además tus opiniones de máster me hicieron mejorar, aunque solo sea un poquito.

      Eliminar
  2. Good job, Runeblogger. 4.5 years is a remarkable run! I am impressed that you kept the players' interest. Do not be too hard on yourself; the self-criticism you have noted is probably the same as any of us would pronounce. We all want to be better on the fly, no?

    Cheers. I look forward to reading about your further gaming exploits, either behind or in front of the screen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks a lot for your comment, Matt. 😉
      In fact, I have to credit you for the ideas you provided me at some points during the campaign over at the TDM's forum.

      Eliminar
  3. Enhorabuena a todos. No es nada fácil terminar una campaña tan larga. Espero poder leer algún día la narración completa para que pueda, a la vez, disfrutarla y morirme de envidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Je, je! Gracias, Cubano. Espero poder relatar con la ayuda del cronista el sinfín de aventuras de estos 4 samuráis.

      Eliminar
  4. Gracias a ti por estos más de 4 años de diversión, que en esta mesa todos sabemos lo que significa ser máster ;)
    Ahora a descansar y disfrutar de las partidas de los demás durante un tiempo.
    Togama disfruta de su retiro en el reino de las profundidades :D

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, me parece todo un logro por vuestra parte. ¡Enhorabuena! Por cierto ¿la aventura es publicada, de elaboración propia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, señor Rojo. :-)
      Ha habido varias aventuras de elaboración propia, pero gran parte de la campaña se ha basado en un par de suplementos que espero poder reseñar pronto y que comenté en la presentación de la campaña, hace ya... uf, en noviembre de 2014 (!).

      Eliminar
  6. Que bueno. Esa sensación agridulce de que algo acaba pero acaba bien. Como me alegro por vosotros, ¡y que envidia más malsana!

    En fin, gracias por ir relatándonos todo esto.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena a todos por haber finalizado la campaña. Esas sensaciones que sentiste al terminar no nos son desconocidas a los que nos hemos tirado años desarrollando una historia y unos personajes ;). Felicitaciones a todos los jugadores también :).

    Ahora, a dejarse dirigir un tiempo. Aunque seguro que pronto te vuelve a picar el gusanillo de ponerte detrás de la pantalla ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. :-) Ahora mismo tengo muchas ganas de ir a las sesiones solo a jugar.

      Eliminar
  8. Me sumo a las felicitaciones ¡Enhorabuena! 😄
    Poquitas veces he llegado a un final de trama, dejando normalmente campañas a medias por el camino. Es todo un logro. 😊

    Intenta ahora que le pique a otro el gusanillo de la dirección. 😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Thorkrim. :)

      En realidad, yo tampoco he terminado muchas aparte de esta: La semilla de Azathoth y dos veces La isla de los grifos.

      A ver si pronto sigo contando las aventuras de esta campaña.

      Eliminar
  9. Ha sido un bonito viaje, lo he pasado genial y ha sido un gustazo interpretar al personaje de Okura.

    Un currazo por parte del master mantener una campaña durante más de 4 años. No creo que yo fuese capaz.

    Como muchos aquí, no he terminado la mayoría de campañas que he jugado, y es un verdadero gustazo contar con este grupo de juego tan comprometido, con el que llevamos terminadas 2 campañas de 2 en ¿unos 6 años?. ¡Cómo pasa el tiempo!!

    Espero que podamos continuar disfrutando del juego mucho más tiempo, con las futuras campañas que tenemos planteadas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Okura. ;) La verdad es que sin Ishizaki Akira y su némesis, Kuroki Okura el Pico de Oro, esta campaña habría sido muy distinta.

      Eliminar
  10. Eso sí que es una campaña y no lo que se vende ahora como tal xD

    Me da la sensación de que habéis construido entre todos algo importante, no sólo por su duración, sino por la intensidad y profundidad a juzgar por los comentarios de los jugadores :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si «importante» sería la palabra, pero por el camino lo hemos pasado bien, y cuando miras atrás te das cuenta de que has recorrido un buen trecho. Ha habido sesiones muy intensas y, en general, estoy muy satisfecho con la experiencia. 😉

      Eliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff